Sedación

En casos en que el paciente presente mucha ansiedad ante el dentista se puede recurrir a la sedación que consiste en la administración de fármacos sedantes, generalmente para facilitar un procedimiento médico o de diagnóstico. Esta sedación se trata de una sedación consciente donde a diferencia de la sedación profunda, el paciente no pierde completamente el conocimiento, por lo que puede mantener la respiración por sus propios medios y responder a estímulos físicos o órdenes verbales. No se está dormido, simplemente se está más tranquilo y relajado. El proceso de recuperación es más rápido y el riesgo de que surja alguna complicación inesperada disminuye drásticamente.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies - Si continues utilitzant aquest lloc acceptes l'ús de cookies - Más Info - Més Info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. - Els ajustaments de cookies d'aquest web estan configurats per "permetre cookies" i així oferir-te la millor experiència de navegació possible. Si segueixes utilitzant aquesta web sense modificar la vostra configuració de cookies o fas clic a "D'acord" estaràs donant el teu consentiment a això.

Cerrar - Tancar