Odontología conservadora

La odontología conservadora comprende el conjunto de tratamientos que evitan la extracción de los dientes afectados por caries u otras afectaciones como traumatismos o desgastes. El principal objetivo por tanto es la conservación de los dientes naturales, restaurando el tejido dental destruido, su funcionalidad y su estética. Gracias al composite, la odontología conservadora permite actualmente realizar reconstrucciones de los dientes afectados de manera casi invisible ya sea de forma directa (en la misma clínica) o indirecta (incrustación de laboratorio).

 

La mayoría de las veces estos tratamientos son debidos a la caries y dependiendo de su extensión puede que se afecte la pulpa dental. El tratamiento endodóntico comprende todos aquellos procedimientos dirigidos a mantener la salud de la pulpa dental o de una parte de ésta (nervio). Por lo tanto, cuando la caries se ha desarrollado hasta el punto de afectar el nervio, este se infecta y se hace necesaria la extirpación, es decir, la endodoncia (“matar el nervio”). Durante la endodoncia se elimina todo el tejido nervioso infectado/inflamado, se preparan los conductos y se llenan de material que garantice un sellado eficiente. Posteriormente el diente será reconstruida gracias a la odontología conservadora.

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies - Si continues utilitzant aquest lloc acceptes l'ús de cookies - Más Info - Més Info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. - Els ajustaments de cookies d'aquest web estan configurats per "permetre cookies" i així oferir-te la millor experiència de navegació possible. Si segueixes utilitzant aquesta web sense modificar la vostra configuració de cookies o fas clic a "D'acord" estaràs donant el teu consentiment a això.

Cerrar - Tancar